Festival de Poesía Experimental. Edición VII – 2021

Estás en Inicio » Noticias » Marisa Gutiérrez Cabriada con Juan Larrea

Festival de Poesía Experimental. Edición VII – 2021

Marisa Gutiérrez Cabriada con Juan Larrea

26 de octubre de 2021

Otros Contenidos

Javier Seco con Juan Larrea

Javier Seco, San Sebastián (Guipúzcoa) 1958 TÍTULO DE LA OBRA: La penúltima máscara. Mantiene un estrecho vínculo, desde sus orígenes con la Palabra, la Poesía Visual y el Poema Objeto, Acciones, Performances e Instalaciones. Ha colaborado con Editoriales y...

Ángela Serna con Juan Larrea

Ángela Serna, Salamanca 1957 TÍTULO DE LA OBRA: La noche no tiene paraguas ni un tambor endecasílabo. Vivo en Vitoria-Gasteiz. Profesora Titular de la Universidad del País Vasco. Traductora, poeta, poeta visual y rapsoda. A partir de ahí, ritmo trepidante: las clases,...

ESTRENO cortometraje «EL HALLAZGO»

Gran estreno del cortometraje... “EL HALLAZGO”, Buscando a Huidobro Nº13 Presentación del cortometraje “EL HALLAZGO” obra de Juan Miguel Cortés y Jaxsa. De la mano de los servicios informativos de Tele H, podremos descubrir un hallazgo insólito. Un hallazgo que pone...

Marisa Gutiérrez Cabriada, Portugalete, (Bizkaia) 1959

TÍTULO DE LA OBRA: Al amor de Jean Colombe. // ex!poesía azar.
Estudié Periodismo y lo he ejercido muchos años, siempre he leído libros y siempre he recortado, primero con aquellas tijeras amarillas y luego con muchísimas otras. Después empecé también a escribir, sobre todo poemas, y a pegar los papeles que recortaba. En este aprendizaje, que aún continúa, para mí fue importante integrarme al taller literario La Galleta del Norte, de Barakaldo. Mis últimas publicaciones de poemas han sido en la revista Touroum Bouroum. Y mis últimos collages ilustran Schubert nunca trabajó en justicia, de la antropóloga Miren Alcedo Moneo.

Hay tres sucesos fundamentales a la hora de escribir mi biografía poética y los tres tuvieron lugar antes de cumplir los siete años. La hermana Itziar, una novicia jovencita y dulce, me enseñó a leer. Mi madre me dio unas tijeras amarillas, de plástico, como de juguete, que habían venido de regalo en un paquete de jabón y que cortaban perfectamente el papel. Y mi hermana, viéndome una tarde de primavera algo aburrida y sin saber qué hacer, me ofreció un libro, el primero que leí y con el que contraje ya adicción a la lectura

Siempre he leído libros y siempre he recortado, primero con aquellas tijeras amarillas y luego con muchísimas otras. Después empecé también a escribir, sobre todo poemas, y a pegar los papeles que recortaba, montando lo que, bastante más tarde, me enteré que se llamaban collages. En este aprendizaje, que aún continúa, para mí fue importante integrarme al taller literario La Galleta del Norte, de Barakaldo, porque escribíamos en grupo, nos recomendábamos libros, publicábamos revistas, montábamos exposiciones y, sobre todo, nos reíamos mucho.

Me encanta, ya digo, leer, escribir y hacer collages pero se me da bastante peor lograr compartir las cosas que hago. Por eso, estoy muy agradecida a Luzien Etxezaharreta, que me abrió las puertas de su revista Maiatz y me publicó un poemario, En los márgenes del cielo, en edición bilingüe también en euskera. Y a Miguelángel Zorrilla, que publicó luego otro, Al Olimpo en moto.

Mis últimas publicaciones de poemas han sido en la revista Touroum Bouroum. Y mis últimos collages ilustran Schubert nunca trabajó en justicia, de la antropóloga Miren Alcedo Moneo, un libro de ficción narrativa muy recomendable sobre la vida y el trabajo de las funcionarias de Justicia.

Estudié también Periodismo y lo he ejercido muchos años, sobre todo trabajando con el fotógrafo Esteban Nieto, que falleció en 2018. Su amistad es, sin duda, lo mejor que me ha dado esa profesión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *